Jun 11

Catorce asociaciones de energías renovables solicitan sacar las primas de la parte regulada del recibo de la luz

[rax-google-adsense-3]

De esta forma, las renovables tendrían una retribución acorde a lo que son, producción de energía, y dejarían de considerarse un sobrecoste para los consumidores.

Catorce asociaciones de energías renovables han firmado un comunicado de prensa conjunto en el que proponen al Ministerio de Industria, Energía y Turismo que las primas dejen de computarse en la tarifa eléctrica como peaje de acceso, que es donde se produce el déficit de tarifa, y se consideren en cambio parte del coste de la energía.

   De esta forma, las renovables tendrían una retribución acorde a lo que son, producción de energía, y dejarían de considerarse un sobrecoste para los consumidores. Otros países del entorno, como Alemania o Italia, ya computan de esta forma la actividad de estas tecnologías ‘limpias’.

   El diseño regulatorio español, indican las asociaciones en el comunicado, hace que el consumidor no solo no pueda beneficiarse del ahorro que las renovables procuran al mercado eléctrico, de 1.400 millones en el primer trimestre, sino que además tenga que afrontar al mismo tiempo un sobrecoste en primas que, en el mismo periodo, produjo un efecto anual de 600 millones.

   “La actual asignación de partidas en la tarifa eléctrica perjudica claramente a los consumidores”, dicen, antes de proponer a cambio un modelo en el que cada kilovatio hora tenga una ‘cuota renovable’ destinada a sufragar las primas, como en Alemania o Italia.

   Las renovables reciben una tarifa fija por su producción eléctrica, compuesta por el precio del mercado más una prima equivalente. Se da la paradoja de que cuanto más producen y más abaratan el mercado, más aumenta el precio que el consumidor paga vía coste regulado, pese a que la tarifa sigue siendo la misma.

   El consumidor no disfruta de la bajada de precios de mercado inducida por las renovables porque lo que paga en el trimestre lo fijan de antemano las subastas Cesur. Mientras, ve cómo las primas, al cargarse a la parte del recibo regulada, le suponen un sobrecoste.

   Las asociaciones denuncian que hay pagos por la producción, como las ayudas al carbón, que ya se incluyen en el término de energía. Al mismo tiempo, “las primas se incluyen en el tramo regulado de la factura eléctrica, entre los llamados peajes de acceso, que sólo deberían incluir costes estructurales del sistema eléctrico, como las redes”, señalan.

   El modelo perjudica “claramente” a los más de 17 millones de consumidores acogidos a la Tarifa de Último Recurso (TUR), ya que las renovables entran a cero en el ‘pool’ y deprimen su precio, hasta el punto de que en el primer trimestre, según la CNE, han bajado el precio anual de la electricidad de los 51,19 euros por megavatio hora (MWh) previstos en la orden de tarifas eléctricas a 45,13 euros.

UN MWH ABARATADO, 100 MILLONES MÁS EN PRIMAS.

   Esta noticia podría ser positiva si no fuese porque, como también indica la CNE, cada euro de reducción en el precio del megavatio hora supone un desvío de 100 millones de euros en la prima equivalente del régimen especial en términos anuales.

   “De este modo, a menos que suba el precio de la electricidad en lo que resta de año, las renovables cobrarán lo mismo”, ya que la tarifa que tienen asignada es fija, “pero la prima equivalente aumentará en 600 millones por la indicada relación inversa entre el precio del ‘pool’ y las primas”, señalan.

   Mientras, los precios que el consumidor paga por el término de la energía y que se fijan en las subastas Cesur arrojan resultados superiores al precio de mercado. Por ejemplo, la Cesur del primer trimestre arrojó un 54,18 euros por MWh, mientras que el ‘pool’ estuvo a 50,5 euros MWh en enero, a 45,04 euros por MWh en febrero y a 25,92 euros por MWh en marzo.

   En marzo, la revisión conforme a la Cesur implicó un precio de 45,41 euros por MWh, mientras que ese mes el precio del ‘pool’ estuvo en apenas 18,17 euros por MWh.

   Esta “injusta situación”, indica, se ha agravado con la promulgación del real decreto ley 2/2013, en el que se elimina la opción de retribución de ‘pool’ más prima y empujar a todas las tecnologías del régimen especial a la opción de cobrar únicamente una tarifa.

CUOTA RENOVABLES.

   El paso de las primas al término de energía que reclaman las asociaciones de renovables evitaría esta situación, porque la bajada del ‘pool’ compensaría directamente el aumento de la prima equivalente, lo que aportaría una mayor coherencia al sistema, señalan las asociaciones.

   Con la propuesta, una parte del precio de cada kilovatio hora consumido iría destinada a sufragar las primas. Esta “cuota renovable” se decidiría al inicio de cada ejercicio, se calcularía por diferencias respecto al precio del ‘pool’ y se revisaría cada trimestre.

   Podría además incluirse dentro del coste de la energía, como ya se hace con las pérdidas o los pagos por capacidad, o, en un momento dado, como un capítulo diferenciado de la factura. Al final de cada ejercicio se analizaría la desviación que pudiera haber surgido, al alza o a la baja, y se corregiría en el ejercicio siguiente.

FIRMANTES.

   El comunicado aparece firmado por la asociación de productores de renovables APPA, así como por la termosolar Protermosolar y por las dos principales asociaciones fotovoltaicas, que son UNEF y Anpier.

   Además, participan en la propuesta la asociación canaria de renovables ACER, la gallega Acluxega, la eólica aragonesa AEA, Aeversu, la de autoconsumo Agaen, la térmica ASIT, la valenciana Avaesen, la catalana Eolicat y la solar Solartys.

ECOticias.com – ep

[rax-google-adsense-3]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: