Iberdrola Renovables aplaude el acuerdo con Industria

Iberdrola Renovables alabó ayer en un comunicado el acuerdo recién alcanzado entre el Ministerio de Industria y el sector eólico, porque considera que con él se elimina la inseguridad regulatoria de esta actividad.

Según un portavoz de la compañía, el acuerdo aporta “estabilidad a los ingresos futuros de las empresas eólicas”, al tiempo que garantiza dichos ingresos con unas “tasas razonables” para el sector.

A última hora del pasado viernes, el departamento que dirige Miguel Sebastián cerró con las patronales eólica -Asociación Eólica Empresarial (AEE)- y termosolar -Protermosolar- dos acuerdos que implican un recorte de las primas para ambos sectores.

En el caso de las eólicas, las primas inicialmente previstas se reducirán un 35% hasta el año 2013, pero sólo para una cuarta parte de los molinos. Respecto a la energía termosolar, se retrasa un año la puesta en marcha y el cobro de las primas sobre proyectos ya aprobados.

Pese al recorte, Iberdrola Renovables cree que esta decisión aporta “previsibilidad” sobre las primas futuras del sector eólico, al garantizar una estabilidad fija de los precios. La compañía subrayó que el acuerdo “refuerza” la normativa actual para la actividad eólica y el resto de renovables, y que apuesta por el futuro de estas energías limpias.

“La eólica es de lejos la energía renovable más madura y competitiva que recibe primas más bajas y consigue una mayor producción”, añadió la empresa, con una capacidad eólica en España de 5.172 MW.

FUENTE: EXPANSION

Los fotovoltaicos aceptan limitar el funcionamiento de sus plantas

Las tres asociaciones fotovoltaicas (Asif, APPA y AEF) han enviado una carta al ministerio de Industria en la que se ponen a disposición del Ejecutivo para revisar las primas a su energía y proponen como línea de trabajo la limitación del máximo de horas subvencionadas que pueden operar sus plantas, “tanto para el parque existente como para el parque futuro”.

Además, plantean al ministerio de Industria “obtener el máximo ahorro posible” sacando del sistema a las plantas fraudulentas y “efectuar una significativa revisión de tarifas para las instalaciones futuras, sin que se aplique régimen transitorio”.

Estas propuestas pretenden evitar que el ministerio presente a la fotovoltaica en el grupo de trabajo del pacto energético como un sector opuesto a las negociaciones. También pretenden que quede clara y por escrito sus actitud razonable.

Fuentes del sector apuntan a que el ministerio llevaría a la mesa de negociación el acuerdo alcanzado con la eólica y la termosolar, junto a su propia propuesta para la fotovoltaica, muy negativa a ojos de las patronales porque incluyen recortes retroactivos de las primas de un 30%.

Por otra parte, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el portavoz de Economía del Partido Popular, Cristóbal Montoro, se reunirán hoy para “tratar de avanzar en la negociación” para alcanzar un futuro pacto de la energía, según avanzó el ministerio en una nota ayer. El Gobierno y el principal partido de la oposición acordaron la semana pasada llegar a un acuerdo en materia energética cuya primera consecuencia es congelar la subida del recibo de la luz, previsto para el mes de julio.

El objetivo, según avanzó entonces el ministro, es “una revisión profunda de los costes del sistema eléctrico de forma inmediata” y “sin líneas rojas”. Entre los principales costes están el transporte y distribución eléctricas o las primas a las energías renovables.

FUENTE: CINCODIAS

Sebastián no reducirá la cuantía de la prima a la solar: habrá un máximo de horas subvencionadas

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, comunicaron ayer oficialmente a las principales asociaciones empresariales del sector fotovoltaico su determinación de aplicar un recorte en la retribución que no consistiría en reducir la cuantía de la prima por megavatio hora, sino en disminuir el número de horas en que estas instalaciones podrán disfrutar de los incentivos. Un planteamiento que previsiblemente se aplicaría también a la energía eólica.

El presidente de la Asociación de la Industria Fotovoltaica (Asif), Javier Anta, dio hoy a conocer esta pretensión de Industria y explicó que, durante la reunión de ayer, Sebastián aseguró que este “esfuerzo coyuntural” durante tres años contribuirá a recortar 1.000 millones en cada ejercicio la retribución recibida por la fotovoltaica, lo que equivale al 40% de los 2.600 millones recibidos en 2009.

El recorte de horas se aplicará tanto a las instalaciones operativas del real decreto 661/2007 como a las futuras del real decreto 1578/2008. Además, limitaría la contribución en horas a 1.200 para paneles fijos y 1.664 horas para los de dos ejes, que son las cifras que, según Industria, aparecen recogidas en el Plan de Energías Renovables 2005-2010.

En un encuentro con medios de comunicación, Anta aseguró que la reunión de ayer “fue muy mal” y que la propuesta de Industria supone una “retroactividad clara” que limitará entre el 30% y el 40% la retribución del sector. “El ministro dijo que no se puede hablar de retroactividad porque en la legislación no se habla de horas, y yo le corregí porque hay un anexo que sí habla de horas”, señaló Anta.

Una vez reducidas estas horas y emplazadas a las instalaciones a que el resto del tiempo acudan al mercado mayorista, Industria podría estar dispuesta a no aplicar en las primas futuras un recorte como el ya adelantado, esto es, del 45% para suelo, 25% para grandes plantas de tejado y 5% para las pequeñas de tejado.

Para Asif, la posición de Industria es “aterradora” e “inadmisible” porque supone aplicar una “retroactividad” o “pseudoretroactividad” al sector. Industria ha pedido a las asociaciones que respondan con urgencia a este último planteamiento y que presenten hoy mismo sus alegaciones. Durante la reunión, explicó Anta, el Ministerio llegó a plantear la posibilidad de aplicar una moratoria de tres años para el sector fotovoltaico, lo que a Asif le parece una oferta “retórica” que provocaría un “daño horrible” al sector sin solucionar los problemas actuales.

Por otro lado, Marín informó de que las instalaciones fraudulentas dejarán de recibir primas, pero una vez resuelto su caso podrán aspirar a la retribución contemplada en el decreto 1578/2008. Asif, que ha convocado una asamblea extraordinaria para abordar los problemas del sector, calcula que el número de megavatios irregulares podría situarse entre 600 y 1.000. “El 1 de julio les gustaría tener todo cerrado para enviar el borrador a la CNE, no sólo de primas, sino también la orden de calidad de instalaciones y el real decreto antifraude”, explicó el presidente de Asif.

En 2009, 70 megawatios
Por otro lado, Asif presentó hoy su anuario del ejercicio 2009, en el que se aprecia que la nueva potencia fotovoltaica instalada en España durante el ejercicio fue de 70 megavatios (MW), frente a los 2.500 MW de 2008, cuando la burbuja del sector alcanzó su mayor tamaño. A cierre de 2009, la potencia fotovoltaica ronda los 3.500 MW.

Asif indica que el Gobierno adjudicó 502 MW en 2009, pero sólo se instalaron 70, y que el parón de 2009 se debe a la regulación y a la caída en un 50% del precio de los paneles. Las fábricas operaron al 25% de capacidad y exportaron el 75% de la producción, y el valor del mercado cayó un 98%, de 16.380 millones a 233 millones. La energía solar contribuyó con un 3% a la demanda eléctrica española, mientras que la tarifa para plantas de suelo bajó un 14%, frente al 2,7% de tejados grandes y al mantenimiento en los tejados pequeños.

La Comisión Europea, a la espera de una decisión
Por otro lado, la Comisión Europea está a la espera de conocer la decisión final del Gobierno español en torno a la rebaja de las primas a las renovables por si tuviera que tomar medidas legales. Un portavoz del comisario europeo de Energía advierte de que Bruselas tiene la capacidad de tomar acciones legales contra los recortes en España, según informa Bloomberg New Energy Finance.

La directiva comunitaria sobre renovables establece que los estados miembros deben adoptar medidas para garantizar el desarrollo de las energías verdes para alcanzar los objetivos marcados por la Unión Europea: en 2020, el 35% del consumo eléctrico de la Unión debe tener origen en energías limpias.

FUENTE: EXPANSION

Bergé cierra la venta de Isofotón a Affirma y Toptec

Publicado el 09-06-2010 , por Lidia Velasco. Sevilla

Grupo Bergé acaba de firmar con el consorcio formado por Affirma y Toptec el acuerdo de venta del 100% de las acciones de Isofotón. Sin embargo, todavía queda una última puerta que sobrepasar: la obtención de la financiación, a la que ha quedado vinculado el contrato.

 

Aunque no ha trascendido el importe, sí parece que no incluirá gran parte de la deuda, que fue asumida por el hólding vasco de importación de coches. Y es que en marzo refinanció su pasivo, unos 680 millones tras integrar las pérdidas de Isofotón, estimadas en unos 360 millones.

El proceso de compra venta del que fuera uno de los diez mayores fabricantes de paneles del mundo ha estado pilotado en todo momento por la Junta de Andalucía, que no estaba dispuesta a dejar caer a la primera empresa del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) en Málaga –en 2008, últimos datos enviados el Registro Mercantil, facturó 414 millones de euros– y uno de los buques insignia de la comunidad.

Grupo Affirma, propiedad de los hermanos Diego y Ángel Luis Serrano, factura cerca de 60 millones de euros. Desarrolla actividades de consultoría, servicios jurídicos y actividad inmobiliaria. Dentro del negocio fotovoltaico, ha promovido en China el mayor parque solar del país (20 megavatios), junto a la compañía local GCL.

Por su lado, Toptec también fabrica placas, además de otros componentes para la automoción y la electrónica. Su cifra de negocio ronda los 120 millones de euros.

Situación de Isofotón
Isofotón llegó a ser uno de los diez mayores fabricantes de paneles solares del mundo. Sin embargo, en los últimos años diversos problemas internos –cuatro presidentes en un año así como la entrada y salida de la familia March– y la aparición de nuevos competidores le han relegado a un segundo plano. Aún así, sigue siendo una de las marcas más reconocidas dentro del sector.

Por otro lado, la firma tiene una complicada situación financiera y patrimonial. En 2008, facturó 414 millones, pero registró unas pérdidas de 80 y su patrimonio neto se situó en 39 millones. No obstante, las cifras han tenido que ser revisadas pues en un principio no contaron con el visto bueno del informe de auditoría, realizado por Audihispana, que identificó “errores e irregularidades contables” que afectaban a ese y a ejercicios anteriores.

FUENTE : EXPANSION

Renovalia desafía el mal momento y aspira a salir a bolsa el próximo 12 de mayo

Publicado el 23-04-2010 , por C. Rosique

Renovalia, dedicada a la energía fotovoltaica y eólica, recibió ayer luz verde de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) al folleto de su salida a bolsa.

 

No fue el mejor momento, ya que esta semana han arreciado los temores a recortes en las subvenciones a las energías renovables por parte del Gobierno. El huracán Griego también ha pasado factura a los mercados.

La compañía se enfrenta al más difícil todavía, conseguir inversores que suscriban los 33,3 millones de acciones nuevas que emitirá en una ampliación de capital y que representan el 25% del capital. Este será el free-float (capital que cotiza libre en bolsa) que tendrá la compañía una vez en el mercado. La colocación está destinada a inversores institucionales y fuentes del mercado aseguran que quieren hacer hincapié fuera de España.

Renovalia quiere salir a bolsa el 12 de mayo y la banda de precios orientativa se sitúa entre 3,30 y 4,6 euros por acción. Esta horquilla implica valorar la compañía entre 439,9 y 613,28 millones de euros, antes del green-shoe (opción de suscripción reservada a los colocadores), y de 450,96 a 628,6 millones después de este. El PER (relación precio/beneficio) se situaría entre 43,6 y 60,8 veces respecto a los beneficios 2009.

A estos precios, con el 25% de capital que coloca Renovalia obtendría entre 109 y 153 millones de euros. Se trata de una cantidad lo suficientemente pequeña para que no sea misión imposible su colocación, pero los nervios del mercado están a flor de piel.

Entre los objetivos de esta colocación están: captar dinero para financiar proyectos que permitirán crecer a la compañía y amortizar parte de la deuda. La deuda financiera neta de la compañía supera los 700 millones de euros, pero está asociada a proyectos concretos.

Renovalia está controlada en un 91% por la familia Ortega Martínez (ex propietarios de la quesera Forlasa) y el resto lo tiene la francesa Lactalis. Tras la oferta, los Ortega diluirán su participación al 68% y Lactalis al 6,7%. Se han comprometido a no vender acciones en los siguientes 180 días al debut en bolsa.

Sin dividendos
La compañía no concreta cómo será su política de dividendos, que dependerá de su situación financiera. Pero deja claro que su “prioridad va a seguir siendo el desarrollo de su cartera de proyectos, por lo que la política de distribución de dividendos a lo largo de los próximos tres ejercicios va a estar subordinada a las necesidades de reinversión de los beneficios generados para el desarrollo de sus proyectos y por lo tanto no se prevé distribuir dividendo a corto plazo”.

Renovalia ganó 10 millones de euros en 2009, un 33,4% menos que en 2008, según aparece en el folleto. Sin embargo, el Ebitda (beneficio bruto de explotación) aumentó un 83%, hasta los 94 millones de euros. Según la compañía, el 56% de los ingresos de generación de energía correspondió al negocio solar y el 46% al eólico.

BNP Paribas y Espirito Santo son los coordinadores globales de la oferta y La Caixa y Banesto son los colocadores. Entre los cuatro aseguran la operación.

Como consejero independiente se ha incorporado Jaime Montalvo, ex presidente del CES. Montalvo acaba de ser nombrado también vicepresidente de la Mutua.

FUENTE: EXPANSION

Energías renovables, en el punto de mira de los inversores

Publicado el 22-04-2010 , por Carlos Fernández Landa

En física el término energía se define con la capacidad para realizar un trabajo. Sin embargo, desde un punto de vista económico, se refiere a un recurso natural y a su tecnología asociada para darle un uso industrial y económico.

 

La energía en sí misma no es un bien para el consumo final, sino un medio para satisfacer otras necesidades mediante la producción de bienes y servicios. Por lo tanto, la energía juega un papel fundamental en la economía de un país y son muchos los aspectos a considerar en el debate energético.

España ha realizado una apuesta decidida por estas energías demostrando su compromiso por reducir la dependencia exterior (superior al 80%, lo que provoca elevados déficits comerciales y vulnerabilidad en el abastecimiento energético) y por combatir la emisión de gases de efecto invernadero. En términos socioeconómicos, los beneficios asociados a las renovables han sido la creación de empleo y de un tejido empresarial de referencia internacional.

El pasado junio, se publicó la directiva europea sobre el fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables. La norma forma parte de las medidas de UE para situarse en la vanguardia mundial en política energética y reducir las emisiones de efecto invernadero en un 20% en 2020. A España le asigna un objetivo del 20% para 2020, lo que exige realizar en los próximos diez años un esfuerzo de desarrollo de energías de origen renovable casi tres veces superior al realizado en los últimos veinticinco. La directiva establece objetivos vinculantes (las energías renovables deberán representar un 20% del consumo total energético en 2020 y una cuota mínima del 10% de biocombustibles en el transporte), e insiste en la integración de fuentes renovables en el sector del transporte, edificación y urbanismo.

El Gobierno presentó en marzo su propuesta de mix energético español para el año 2020, estimando que el 22,7% sobre la energía primaria y el 42,3% de la generación eléctrica será de origen renovable Una apuesta por las energías renovables, principalmente, la eólica (tanto onshore como offshore) y la solar. Según el Gobierno, la potencia verde instalada en España alcanzará los 74.547 megavatios en 2020, un 87,7% más que los 39.721 megavatios instalados a cierre de 2009, lo que seguirá atrayendo a potenciales inversores.

Atractivo para potenciales inversiones
Las inversiones en energías renovables en España son muy atractivas para diferentes tipos de inversores y empresas. Eléctricas que han querido mejorar su posición en renovables; corporaciones de otros sectores en busca de inversiones estables, diversificar su actividad y una rentabilidad con riesgo relativamente controlado; e inversores financieros que han visto oportunidades en un sector en auge y con necesidades de capital importantes.

La retribución está regulada durante la vida del activo, no teniendo un riesgo asociado al coste de abastecimiento. La mayoría de los recursos naturales para la generación eléctrica son gratis e ilimitados y el cliente es cautivo, por lo que el flujo de caja se encuentra prácticamente asegurado y es bastante predecible. En el entorno de los actuales tipos de interés, invertir en energías renovables presenta una rentabilidad atractiva y un riesgo relativamente bajo. Eso sí, siempre y cuando se hayan hecho los deberes antes de realizar la inversión: una correcta evaluación del recurso, que la calidad y rendimiento de los equipos e instalaciones sean las adecuadas y se haya controlado todo el proceso de ingeniería y montaje.

El desarrollo y promoción de las energías renovables no se ha producido por igual entre las diferentes tecnologías, debido a la accesibilidad del recurso natural y de la tecnología y, principalmente, a las distintas ayudas económicas ofrecidas por el Gobierno, que han estimulado la inversión e incentivado la rentabilidad de los proyectos.

A la incertidumbre actual de los planes de incentivos a las inversiones en energía verde, se une la revisión del sistema tarifario de las energías renovables que debe realizarse antes del 31 de diciembre de 2010; dentro del marco de hacer compatibles el cumplimiento de los objetivos de producción de electricidad de origen renovable establecidos en el horizonte 2020 con los principios generales de garantía del suministro, competitividad y respeto al medio ambiente.

Otro de los atractivos para la inversión en estos proyectos es la financiación asociada a los mismos, permitiendo un alto grado de apalancamiento considerando incluso el actual entorno económico. No obstante, en la actualidad, estos grados de apalancamiento se han reducido respecto a años anteriores, exigiendo las entidades financieras ratios de cumplimiento de covenants más estrictos y spreads más elevados.

El perfil del inversor
El perfil del inversor y la rentabilidad esperada de una inversión en renovables están condicionados a la fase de desarrollo del proyecto en la que se sitúe (desarrollo, construcción y operación).

Una vez superados los riesgos propios de las fases de desarrollo (elección de la tecnología y ubicación, análisis de viabilidad y trámites administrativos), los proyectos cuentan con una alta visibilidad de los flujos de caja futuros, aunquesiguen exigiendo una importante inversión inicial, seguida de la búsqueda de la financiación asociada durante el periodo de construcción. En aquellos años en los que el acceso a financiación no estaba limitado, se realizaban inversiones altamente apalancadas mediante esquemas de financiación project finance, reduciendo así el coste de capital y minimizando el coste financiero en la etapa de promoción.

Dependiendo del perfil del inversor, podemos encontrar aquéllos que, asumiendo un mayor riesgo en la fase de desarrollo de la inversión obtengan mayores rentabilidades, mientras que otros que asumen la inversión en la fase de operación, obtienen una menor rentabilidad pero tienen un riesgo controlado. Este tipo de operaciones resultan muy atractivas para fondos de infraestructuras o fondos de pensiones, que buscan inversiones con poco riesgo y flujos de caja estables.

No obstante, no debemos olvidarnos que, actualmente, dentro del sector energético, hay otros activos que generan mucho interés, además de las energías renovables, como es el caso del sector gas, cabe destacar las desinversiones realizadas y previstas por los principales players nacionales (la operación realizada por Gas Natural y la anunciada por Endesa).

Transacciones en España
Dado el nivel de desarrollo de las energías renovables en España, la actividad de compraventa de este tipo de activos ha sido y es muy intensa. De las diez principales transacciones de renovables del año 2009 en Europa, cuatro fueron sobre empresas españolas. Las transacciones de renovables en Europa en el ejercicio 2009 supusieron un valor de casi 13.000 millones de dólares (9.704 millones de euros), de los cuales el 44% correspondieron a operaciones realizadas sobre activos españoles. Nos encontramos con operaciones corporativas, como el acuerdo entre Enel y Acciona que incluía parte de los activos de renovables de Endesa, transacciones en energía solar, como las inversiones realizadas por Foresight o HG Capita, o transacciones que también realizaron operadores como AES, Fotowatio o Inveravante.

España ha desarrollado un papel importante a nivel mundial en el desarrollo, evolución y uso de las energías renovables. La actual preocupación de dependencia energética y cambio climático hace que las perspectivas de crecimiento del sector sigan altas (principalmente activos de energía solar –fotovoltaica y termosolar– y eólicos). Como consecuencia del entorno económico y de las características de las renovables, inversores de perfiles diferentes están atentos al sector y a la industria que le rodea. Todo hace indicar que seguirá habiendo movimientos este año. Hay operadores que tienen encima de la mesa planes de salida a bolsa, como Renovalia, T-Solar, Abengoa Solar o Eolia.

Esperemos que la regulación siga apostando por el sector y adoptando las medidas que nos permitan seguir en la senda de desarrollo con todos los beneficios que ello implica.

Un sector en alza
– La UE se ha puesto como objetivo que las energías renovables representen el 20% del consumo energético de Europa en 2020.

– España ha apostado fuerte por las renovables. El Gobierno prevé que la potencia media instalada en España crezca un 87%, hasta alcanzar los 74.547 megavatios en 2020.

– Las transacciones de renovables en Europa alcazaron en 2009 un valor de casi 13.000 millones de dólares, de los cuales un 44% correspondió a transacciones realizadas sobre activos españoles.

Socio del grupo de Transacciones de PricewaterhouseCoopers

FUENTE: EXPANSION

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: