La eólica gana por vez primera a la nuclear

El avance de la energía eólica en España sigue imparable. La producción de electricidad generada en los más de 400 parques eólicos superó el mes pasado a la de origen nuclear. Es la primera vez en la historia en España que la producción eólica rebasa a lade las plantas nucleares a lo largo de todo un mes. Concretamente, en noviembre, el 22,7% de la demanda de electricidad procedía de los molinos de viento, sólo superados por las plantas de gas de ciclo combinado (26,8%). Hasta ahora, como máximo, la energía eólica se había encaramado a la tercera posición entre las fuentes de producción de electricidad, según los datos mensuales de Red Eléctrica de España.

 

Las razones principales han sido las buenas condiciones meteorológicas registradas (se han medido fuertes vientos), el crecimiento del parque eólico (unos 18.000 MW de potencia instalada) y, sobre todo, el que la práctica totalidad de aerogeneradores estuvieran en condiciones técnicas para operar.

Los promotores de las fuentes renovables admiten que el principal inconveniente de la eólica es su difícil manejo o su intermitencia (como norma, la electricidad no se puede almacenar). Por este hecho, en algunas ocasiones aisladas una parte de su producción no se ha podido aprovechar: el recurso disponible superaba la capacidad de la red de transporte para poder absorber tanta electricidad. Por eso, se han tenido que desconectar algunos molinos. Pero esta misma situación avala la tesis de quienes piensan que la eólica puede avanzar más a costa de otras fuentes, si la red se adapta mejor. “Una de las soluciones para no perder esta electricidad y darle salida es que haya interconexiones eléctricas internacionales para darle salida.

Otras soluciones son construir centrales de bombeo en los saltos hidroeléctricos para almacenar este agua y dejar este hueco a la eólica; y sobre todo, poder aprovechar este recurso en la recarga de los coches eléctricos”, dice Jaume Morrón, gerente de la Associació Eòlica de Catalunya, que se ha mostrado satisfecha ante el acuerdo entre el Departament d´Economia y Red Eléctrica para evacuar a la red la energía de los parques eólicos catalanes (3.500 MW para el 2015).

FUENTE:  LAVANGUARDIA.ES

Las eléctricas cubren la caída de demanda de luz con las renovables

“El pasado 23 de octubre el 50% de la electricidad que se consumió en España procedió de fuentes renovables. Esto es la primera vez que ocurre en la historia de España”. Con esta realidad, Miguel Sebastián, ministro de Industria, Comercio y Turismo, mostró la pasada semana cómo la energía verde va ganando terreno. Lo habitual es que la energía ecológica instalada en el país (eólica, fotovoltaica y solar termoeléctrica…) represente de media un 25% de la demanda nacional.

Según los datos registrados por Red Eléctrica Española, a finales del 2008 había instalados 38.883 megavatios (MW) de potencia procedentes de las renovables. Sólo entre la solar y la eólica sumaban 8.556 megavatios en el 2004, cifra que se duplicó con creces en cuatro años, ya que el año pasado ambas fuentes alcanzaron los 19.450 MW. En lo que va de año, se han estabilizado (19.634 MW), ya que el año pasado se cortaron de lleno las primas a las inversiones solares y la falta de financiación ha paralizado algunos parques eólicos.

Poco a poco, los molinos de viento y los paneles fotovoltaicos han ido poblando la geografía española y la energía procedente de estas fuentes, por ley, tiene prioridad a la hora de entrar en el sistema de distribución, frente a la que se origina por otras fuentes (excepto las nucleares) como la procedente del carbón, la hidráulica, o la del gas, que se quedan a la espera de que mejore la demanda.

Si al incremento de consumo verde en el 2009 se añade la caída acumulada de demanda de luz en España, de en torno al 5% – provocada por la crisis y la bajada de consumo en el sector industrial-,se da el caldo de cultivo para que las grandes empresas del sector se replanteen su estrategia. Entre los cuatro grandes grupos empresariales que se reparten mayoritariamente el mercado – Endesa, Iberdrola, Gas Natural-Unión Fenosa y HC Energía-han ganado 6.185 millones de euros en los primeros nueve meses de este año y sus ventas, en conjunto, suman 59.940,7 millones de euros.

Buena parte del negocio de estas grandes empresas procede del mercado regulado, lo que hace que el lobby de las grandes ande todo el día a la greña con el Gobierno central. La batalla que libran ahora es cómo se les compensará por quemar carbón nacional.

El consumo de energía verde en España (46.750 GWh, según consta en los datos de la CNE) en el 2009 ha supuesto para el bolsillo de todos los consumidores 3.658 millones de euros en lo que va de año por las primas que reciben, con lo que las grandes compañías también tratan de rascar beneficios económicos a toda costa de este mercado.

En este contexto, hay que añadir, además, que otros grupos industriales como Acciona, ACS, Abengoa o Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) se van haciendo un hueco en el tablero energético, con lo que las compañías eléctricas tradicionales encuentran cada día más trabas en el camino para incrementar sus márgenes de beneficios.

Por ello, todas piensan en potenciar sus respectivas divisiones de energías renovables o preparan planes estratégicos con filiales externas, como ya hizo Iberdrola en su día.

Endesa, Acciona y Gas Natural-Unión Fenosa han dicho estos días – en las respectivas presentaciones de sus cuentas de los nueve primeros meses de año-que preparan nuevos planes estratégicos, que estarán listos para finales de este año 2009 o a muy tardar para principios del 2010.

Esta realidad parece una paradoja. Por una parte, el lobby de las grandes eléctricas presiona al Gobierno para que reduzca las primas al régimen especial, mientras que, por otra, trata de sacar tajada del futuro verde. Por ello, PSOE, PP y CiU trabajan para crear un pacto energético en el que se defina qué mix (combinación) es el más adecuado para el mercado español.

La energía eólica batió un nuevo récord y produjo en la madrugada del domingo, entre las 4.30 horas y las 6.10 horas, el 53% de la demanda eléctrica, un porcentaje que supera en diez puntos el anterior récord, informó Red Eléctrica Española. Además, la previsión era que ayer domingo se batiese el récord de aportación eólica en un día completo, debido a la fuerza del viento y a la demanda característica de un día festivo. En REE se daba como posible superar el récord absoluto de producción eólica, establecido en los 11.203 megavatios del 5 de marzo del 2009. El Centro de Control de Renovables es la instalación de REE que hace posible la integración de energía eólica en condiciones de seguridad. Para el presidente de REE, Luis Atienza, se trata de “un hito para el sistema eléctrico”. “Estamos muy satisfechos de habernos convertido en los líderes mundiales de la integración de renovables”.

FUENTE: “LA VANGUARDIA”

SOBRE LAS ENERGIAS RENONABLES

DOCUMENTAL SOBRE ENERGIAS RENOVALES EMITIDO EN TV3, TELEVISIO DE CATALUNYA “BAIX EN CARBONI”

 

Las energías renovables se frenan por la falta de ayuda del Gobierno

 Frenazo. La inversión en energías renovables echa el freno en España. Tras unos años de una expansión inusitada, el panorama está cambiando. El Gobierno empieza a cerrar el grifo de las primas de apoyo a las fuentes limpias. Mientras que en el 2008 se instalaron 2.600 MW de energía solar fotovoltaica (la potencia de casi tres nucleares), en lo que va de año sólo se han añadido 18 MW fotovoltaicos. En este caso, el Gobierno ha impuesto un sistema (de registro y cupos) que supone una selectiva criba de los proyectos, pero el resultado es que se ha hundido la producción de paneles. Y de la misma manera, molinos de viento también empiezan a registrar menos encargos y se teme que el parón a la eólica pueda llegar a finales del año próximo. Las energías renovables viven, además, con alarma la presión de los sectores empresariales que reclaman al Gobierno que eliminen las ayudas, mientras el Gobierno anuncia subsidios para el carbón.

Las energías renovables han tenido un desarrollo espectacular en España. Hasta septiembre, el 29% de la demanda eléctrica procedía de fuentes renovables (hidráulica, solar, eólica…). La eólica ha aportado en lo que va de año un 11% de demanda eléctrica y la energía fotovoltaica supuso el 4% de la demanda en agosto. El éxito se ha debido a la ley del Sector Eléctrico (1997), que ha permitido a los promotores de energía renovable ver garantizada estos años una remuneración mínima por la electricidad que producen. Perciben una prima, que pagan los consumidores en el recibo de la luz junto con el resto de gastos de generación. La ley obliga a las eléctricas a comprar prioritariamente toda la electricidad verde que se genere.

Y así, en España hay cientos de parques eólicos, que suman 16.549 MW, mientras que las empresas españolas han levantado en el extranjero molinos de viento que suponen otros 10.000 MW. Además, en el 2008, la potencia fotovoltaica se catapultó hasta los 3.500 MW con las huertas solares, que multiplicó por seis la energía instalada.

Sin embargo, este desarrollo se está frenando. El mejor ejemplo lo vive el sector fotovoltaico. Pasó de instalar unos 10 MW anuales (en el 2004 o 2005) a colocar unos 2.600 MW sólo en el año 2008. Y ahora vuelve a morder el suelo.

El país se sembró de huertas solares gracias a una buena remuneración, hasta el punto de que el Gobierno no tuvo más remedio que decir basta para no inflar más el déficit tarifario. El error de partida se cometió en la regulación de junio del 2007, cuando el Gobierno mantuvo unas altas primas y unas metas sobre energía fotovoltaica muy poco ambiciosos (400 MW en el 2010). Además, el boom inversionista se vio favorecido por una reducción de costes y la llegada de dinero de sector de la construcción. La consecuencia fue un aluvión de proyectos; muchos, de cazaprimas. Por todo ello, el Gobierno decidió cortar por lo sano y tomó medidas que han frenado el sector en un santiamén.

Así, con la nueva regulación fotovoltaica –octubre del 2008– se fijaron unos cupos de nuevas plantas fotovoltaicas (500 MW al año en suelos y techos) para evitar la especulación. Pero al Gobierno se le fue la mano. “Hemos pasado de crear 2.600 MW fotovoltaicos en el 2008 a instalar sólo 17 MW en lo que va desde principios de año y hasta octubre”, dice Javier García Breva, de la Asociación de Productores de Energías Renovables-APPA. “Cuando se precisaba una mayor maduración para esta tecnología, el Ministerio de Industria decidió frenar en seco la fotovoltaica. Pero una cosa era racionalizar el sector y otra muy distinta es eliminarlo. El problema se ha creado por una mala regulación”, agrega. Las empresas dejaron de producir paneles. Isofotón, líder en el sector, ha presentado un expediente de regulación que afecta a casi toda su plantilla. La actividad se ha reducido un 90%.

El temor se extiende a la eólica. Este año aún entrarán en servicio unos 1.800 MW eólicos, pero se espera que a partir de finales del año próximo se registre un parón de instalaciones, puesto que la prevista reducción de primas genera ya muchas incertidumbres y muchos proyectos no logran financiación, según la Asociación Empresarial Eólica.

Los mismos peligros acechan a la energía solar termoeléctrica, de la que España es líder mundial: ha desarrollado las dos primeras plantas comerciales de mundo de tecnología de torre central en Sanlúcar la Mayor, de Abengoa.

Para ordenar su desarrollo, el Gobierno ha puesto aquí en marcha también un cupo y un registro de nuevas instalaciones susceptibles de continuar recibiendo las mismas primas. Pero el resultado fue que se repitió también el efecto llamada. En pocos días, se presentaron proyectos que suman 4.300 MW y más de 30 plantas termosolares (cuando el plan español sólo prevé sumar 500 MW para el 2010). Ahora, falta que el Gobierno desgrane cuáles serán los proyectos que tengan la ayuda prevista, mientras la patronal del sector Protermosolar advierte que los proyectos pueden venirse abajo, ya que se promovieron con presupuestos de ayudas que ahora tal vez no se den.

Y mientras tanto, las energías renovables empiezan a ser vistas como un serio competidor para las compañías eléctricas tradicionales (térmicas de carbón o gas, ciclos combinados, nucleares), ya que se disputan un mercado menguante porque en un año de crisis el consumo de electricidad ha bajado más de un 5%. En buena lógica, la participación del carbón en la producción de electricidad debería ir bajando (para reducir las emisiones de gases invernadero y cumplir con el protocolo de Kioto), pero, en la práctica, el Gobierno se encuentra con la necesidad de dar salida a la producción del carbón nacional –e incluso, se plantea fijar una ayuda por la compra del carbón nacional–. Además, desde los sectores de las compañías eléctricas tradicionales vinculadas al carbón o el gas se está reclamando el fin de las primas a las fuentes renovables (una ayuda que hasta ahora ha sido clave para favorecer su promoción).

“Se ha reducido el consumo de electricidad; pero es lógico que baje el consumo de carbón, puesto que el mundo camina hacia la sustitución de los combustibles fósiles por energía renovables”, dice Javier García Breva. “Es un escándalo que se hable de primar el carbón, cuando es un combustible fósil”, dice Valeriano Ruiz, presidente de Protermosolar.

FUENTE: LA VANGUARDIA

CUBIERTAS DE ALQUILER

POR QUÉ SOBRE CUBIERTA 

 

Las instalaciones sobre cubierta son las que generan más rentabilidad

• La TIR (Tasa Interna Rentabilidad) de una instalación de hasta 100KW se situaría en torno al 14%.

• Revaloriza su nave industrial ya que la rentabilidad será un valor añadido a su negocio.

• Para una instalación llave en mano de 100 kw la inversión aproximada es de entre 500.000 € y 600.000 €.

• Una instalación en cubierta de nave industrial tiene menos costes iniciales. No es necesaria la recalificación de un terreno rural como semi industrial como ocurre normalmente en una huerta solar. Además las licencias de obras son más económicas

 • Las instalaciones sobre cubierta de naves industriales suelen ser más pequeñas que los huertos solares. No suelen superar los 400 kw por lo que son

Tienen conexión eléctrica asignada y ya tienen transformador en funcionamiento. De este modo sólo es necesario elel periodo de tramitación se reduce en más de 3 meses

 

 MAS INFO

 

 

Los nanocristales podrían reducir el coste de la energía solar

Una innovación tecnológica podría generalizar el uso de la fotovoltaica en los edificios de viviendas reduciendo  el coste de las células solares y aumentando su eficacia.
Uno de los temas clave que limitan un auge aún mayor para la explotación de la energía solar es el coste por kWh. Una nanoestructura  recientemente descubierta podría reducir el coste por kWh reduciendo el coste de su fabricación e incrementando la eficiencia de los módulos solares. 
Las actuales células solares utilizadas en módulos fotovoltaicos tienen aún un coste relativamente alto debido al precio del silicio utilizado como conductor. Investigadores daneses esperan reducir la cantidad de silicio requerido para la producción fotovoltaica utilizando nanocristales semiconductores. Estos nanocristales absorben luz solar, lo que los hace utilizables en células solares.
Estas nanoestructuras pueden ofrecer algo más que simplemente reducir el coste fotovoltaico. Las células convencionales actual convierten aproximadamente el 15% de la energía solar disponible en electricidad. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: