El absurdo de pagar por producir energía

En la Península Ibérica sólo hay dos estaciones, una formada por el casamiento del otoño y el invierno, durante la que ventosas borrascas cruzan el territorio, y otra surgida por el maridaje de la primavera y el verano, en la que el sol avasalla desde las alturas y son pocas las nubes que osan desafiarle. Indudablemente, los almanaques no dicen eso, y el reloj biológico tampoco, aunque cada vez haya más dudas al respecto por el cambio climático, pero la bipolaridad climática española es incuestionable desde una perspectiva energética.

Si la luz baja en otoño y en invierno es porque el viento y el agua impulsan las palas de los aerogeneradores y las turbinas de las centrales hidroeléctricas, y éstas ofertan su energía muy barata en el Mercado Mayorista de la Electricidad –también llamado pool–, provocando que el precio final que pagamos todos los consumidores sea más bajo que si la energía se hubiera producido con gas o con carbón. De hecho, muchas instalaciones ofertan directamente a precio cero, porque su retribución la perciben con un precio regulado por el Gobierno al margen del pool.

Y si sube en primavera y verano es porque hay menos viento y menos agua, con lo que no hay generación renovable suficiente y tienen que operar el gas y el carbón. La nuclear –por si alguien tiene la duda–, normalmente opera siempre; las centrales atómicas sólo se detienen para recargar el combustible o de forma no programada, lo cual siempre es una mala noticia.

La cosa, no obstante, podría ser distinta si tuviéramos más energía solar que recogiera el testigo que dejan la eólica y la hidráulica cuando llega el buen tiempo, porque ésta tampoco tiene unos costes de operación elevados y, por lo tanto, oferta su energía muy barata, normalmente también a precio cero. Pero, por desgracia, no es así: este y el anterior Gobierno decidieron que en España ya hay demasiadas renovables y frenaron en seco su desarrollo hace unos años. Por eso sube el precio del pool cuando brilla el sol: no es que la energía solar sea cara, es que hay poca y tienen que operar las fuentes fósiles para garantizar el suministro eléctrico.

SEGUIR LEYENDO…

FUENTE: http://blog.gesternova.com/el-absurdo-de-pagar-por-producir-energia/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: